Skip links

Buenos Hábitos Financieros

1. Ahorrar dinero con la finalidad de invertirlo

Como sabes la manera habitual de conseguir ingresos es por medio de un sueldo. Con un trabajo remunerado cambiando tus horas por dinero. Sabes que con este método por si solo no consigues más dinero que las horas que puedas dedicar a él y salvo casos excepcionales nunca te harás rico ni conseguirás tu libertad financiera si no haces nada más. Pero la idea es que apartes todos los meses una pequeña cantidad para intentar que ese dinero que separas genere más dinero. Por ejemplo, inviertes el dinero y obtén con esa inversión unos ingresos pasivos.

Pero claro, para empezar a invertir necesitarás primero juntar un capital con esas pequeñas cantidades que apartas. Quizás al principio pienses que no vale la pena porque solo puedes apartar un poco y no vas a poder invertir hasta dentro de meses. Lo importante aquí es el hábito. Los hábitos tardan tiempo en fijarse y necesitas repetirlo todos los meses para que finalmente te parezca lo normal. Y cuando lo fijes ya tendrás ese primer capital para invertir. Y tendrás la satisfacción de ver como empieza a generar ingresos pasivos.

2. Eliminar la deuda mala y evitar caer en ella

Como ya sabes la deuda mala nos incrementa la cantidad de gastos que tenemos que pagar todos los meses y además no ha sido utilizada para generar ingresos. Te toca pagarla a ti empobreciéndote de paso. Eso hace que la cantidad de ingresos pasivos que necesitamos para superar nuestros gastos sea mayor.

Es importante que tengas claro que no hay que meterse en deuda mala. Pero en el caso de que ya la hayas contraído tienes que trazar un plan para deshacerte de ella. Paga además de la cuota mínima de la deuda un poco más para ir reduciéndola y deshacerte de ella cuanto antes. En tu presupuesto añade esta cantidad como gasto y oblígate a reservarla todos los meses. Sin excusas.

3. Adquirir educación financiera

Establece el hábito de leer sobre finanzas, asistir a seminarios, ver documentales, conocer la terminología, etc. Si quieres triunfar necesitas saber las reglas y el vocabulario. Si no sabes lo que es un activo difícilmente lo vas a poder adquirir. Meterte en el mundo de las inversiones sin conocimientos va a provocar que te dejes guiar fácilmente por la opinión de otros y esto , si no das con las personas adecuadas, puede empeorar tu situación financiera.

Necesitas saber como utilizar el dinero. Como hacer que trabaje para ti en lugar de trabajar para él y para los demás. Debes poder diferenciar entre aquellos consejos que te benefician y los que benefician a otros sin proporcionarte a ti ningún beneficio o incluso perjudicándote. Para todo esto necesitas educación financiera.

4. Determinación

En realidad puede que no sea un hábito. O si, porque necesitas recordárselo todos los días hasta que para ti, ir siempre hacia tu objetivo, sea lo natural. Es necesario estar decidido en lograr el objetivo de «la libertad financiera». Tener determinación te dará la fortaleza para seguir adelante cuando aparezcan los problemas.

Los que logran enriquecerse tienen muy claro su objetivo. Trazan su plan, lo adaptan según las necesidades y no cesan en su empeño. Se puede decir que son unos cabezotas y gracias a su perseverancia lo consiguen. Salen de la zona cómoda, la conocida por todos, y abren su propio camino.

5. Saber esperar. Tener paciencia

Conseguir la libertad financiera lleva su tiempo. No la logras de la noche a la mañana salvo que te toque la lotería y ya sepas como hacer para que ese dinero que te ha tocado crezca. Porque si no tienes educación financiera, ese dinero de la misma forma que llegó, se irá.

Así que según las circunstancias de cada uno, lograr la libertad financiera llevará más o menos tiempo. Ten paciencia, persevera y llegará.

6. Busca un modelo a seguir

Busca personas que hayan conseguido lo que tu quieres, investiga como lo han hecho e imítalos. No hay que reinventar la rueda. Hoy en día, con Internet, es muy fácil seguir a la gente que puede inspirarte. ¿Quieres vivir de Internet? Sigue a gente que publique sus ganancias y que veas que es honesto y explica lo que está haciendo y como lo está haciendo. ¿Quieres vivir de inversiones? Busca quien ya lo esté haciendo y que explique como lo hace. No inventes nada. Es muy raro que se te ocurra una idea que a nadie más se le haya ocurrido. Si nadie lo está haciendo es porque posiblemente no es una gran idea aunque a ti te lo parezca.

7. Asume tus errores financieros

No culpes a los demás de tus errores financieros. Si te has metido en deuda mala, se consciente de que tú eres el responsable y aprende de ello. Como ya te he mencionado antes, los errores son oportunidades de aprender y mejorar. Utilízalos en tu provecho y no en tu contra. Reconócelos y aprende de ellos.

Conclusiones

Si de verdad estás decidido a cambiar tu situación financiera debes adquirir hábitos alineados con tu meta. Conseguir la libertad financiera no es tarea fácil y requiere de disciplina. Si realmente quieres seguridad financiera de por vida debes cambiar tus hábitos financieros y ello requiere tiempo y disciplina. No hay atajos. Aplica los 8 puntos que te planteamos arriba y lee y aprende todo lo que puedas. De ese blog y de otros. No te quedes con una sola opinión.

Espero que este artículo te resulte interesante y útil. Si te ha gustado te invito a compartirlo y si quieres plantearnos alguna duda o sugerencia déjanos un comentario o contacta con nosotros a través de este formulario.

FUENTE:  https://www.ganadineroytiempo.com/8-buenos-habitos-financieros-que-debes-implantar-en-tu-vida/

Leave a comment